Ha llegado a la Español página web.

Escoger entre una planta continua y una discontinua

¿Cuáles son los criterios que permiten elegir?

¿Cuáles son los criterios que permiten elegir?

Quand le moment arrive pour l’entrepreneur de prendre sa décision pour l’achat d’une centrale d’enrobage, il peut s’appuyer sur l’aide des fournisseurs afin de choisir la meilleure configuration et la meilleure disposition possible.
Le premier choix auquel il faut faire face concerne deux systèmes différents: Une production continue ou une production discontinue? Quels sont les avantages de chacun de ses deux systèmes?
Tout d’abord, il n y a pas d’option idéale. Pour chaque chantier et pour chaque besoin il existe une solution différente. Le choix dépend donc d’une analyse minutieuse de tous les facteurs et de la production espérée. Le rôle que joue MARINI est d’accompagner le client et de le guider vers le choix le plus adapté.

Batch Asphalt Plants

Plantas discontinuas

Se trata del tipo de planta para la producción de aglomerados bituminosos más difundida en el mundo y también es el que permite la mayor versatilidad de uso y la mayor garantía de calidad del producto terminado. La discontinuidad está relacionada con el tipo de funcionamiento: cada 40-50 segundos se realiza una mezcla completa con todos los varios componentes, pesados y dosificados por separado.
Este tipo de planta es imprescindible para cumplir los requisitos de más clientes en el mismo periodo de tiempo, puesto que permite cambiar fácilmente la fórmula, garantizando un nivel de calidad alto.
Batch Asphalt Plants

Plantas continuas

En las plantas de tipo continuo no hay interrupción de funcionamiento, no hay mezclas que marcan el ritmo de la producción. La mezcla del material se realiza dentro del tambor secador que, precisamente para realizar esta función, es mucho más largo, sirviendo simultáneamente como secador y mezclador.
Al no disponer de torre de mezcla ni de elevadores, el sistema se simplifica considerablemente, con la consecuente reducción de los costes de mantenimiento.
Sin embargo, la ausencia de la criba de clasificación, impone un atento control de las mezclas ya antes del ciclo de producción, es decir antes de que el árido se introduzca en el secador, por el cual saldrá bajo forma de aglomerado.
DMR Coldfeeder

Dosificación de áridos

En ambas soluciones el ciclo productivo comienza en los predosificadores, donde generalmente la dosificación es de tipo volumétrico; el extractor de arena puede equiparse, a petición, con una cinta de pesaje para permitir la dosificación ponderal.
En cambio, el control del peso total de los áridos vírgenes se realiza en dos etapas distintas del ciclo productivo de las dos plantas. En la planta continua, se realiza en la cinta de alimentación, antes de la introducción de los áridos húmedos en el tambor secador, configurando manualmente el valor de humedad para permitir la sustracción del peso del agua. Por lo tanto, es muy importante para quienes utilizan este tipo de planta que la humedad de los áridos, y especialmente de la arena, tenga un valor en la mayor medida constante y sea continuamente controlado, con frecuentes análisis de laboratorio.
En cambio, en las plantas discontinuas, el control del peso de los áridos se realiza en una etapa sucesiva al secado, antes de la introducción en el mezclador. Por lo tanto, en el pesaje dentro de la tolva de pesaje no influyen la humedad ni los factores que pueden modificarlo (por ejemplo las condiciones meteorológicas cambiantes).

Además, en las plantas discontinuas, la presencia de la criba posibilita mayor precisión en la selección del material antes de la mezcla, garantizando mayor constancia en la calidad del producto terminado. De este modo se evitan las imprecisiones debidas, por ejemplo, a una roca grande que se introdujo por equivocación en la tolva de arena, o bien a un suministro de áridos de forma no constante, o a eventuales errores de fórmula configurados en los predosificadores.

Por esta razón, en los pliegos de condiciones de muchos países, donde las canteras no se acogen a un procedimiento de control de los áridos atento y adecuado a los requisitos de producción de aglomerados asfálticos, la planta discontinua está prevista como obligatoria.

Bitumen

Dosificación de betún

En las plantas discontinuas la dosificación del betún es ponderal, se realiza mediante las células de carga de la tolva de pesaje. El sistema software permite introducir en el mezclador la cantidad exacta, calculada según la fórmula requerida y el peso efectivo de los áridos.
En las plantas continuas la dosificación por lo general es volumétrica y se realiza mediante un cuentalitros situado después de la bomba de alimentación. Es posible instalar en su lugar un contador másico, elección casi obligada cuando se utiliza betún modificado que conlleva frecuentes intervenciones de limpieza.

Dosificación filler

Dans les centrales discontinues, le dosage est réalisé par une trémie de dosage, où les fines récupérées et les filler d’apport peuvent être contrôlées séparément ce qui rend le processus de dosage très précis. Les fines sont ensuite introduites dans le mélangeur avec le convoyeur à vis ou par gravité.
Dans les centrales continues, le système de dosage est normalement volumétrique, réalisé par le vis d’alimentation à vitesse variable qui a remplacé l’ancien système de dosage pneumatique.

Mezcla

Dans les centrales discontinues, le mélangeur à double branches et palettes permet un mélange de qualité qui est sans doute meilleur que celui des centrales continues puisqu’ils est forcé. Cette fonction est particulièrement importante quand il s’agit de «produits spéciaux» (enrobé drainant, splittmastik, taux élevé d’enrobés recyclés…), qui exigent un niveau élevé de contrôle de la qualité. Par conséquent, avec le «mélange forcé», le temps de mélange peut s’allonger ou raccourcir et ainsi la qualité du mélange peut varier en fonction du type de matériaux produits. De plus, dans les centrales continues, la durée du mélange doit nécessairement rester constante.

Decisión final

La elección recae sobre el cliente, aunque el empresario, ateniéndose a los datos y las necesidades, encontrará la solución a dicho dilema ya hecha:
Planta discontinua cuando la versatilidad, el servicio de atención al cliente, las fórmulas especiales son requisitos indispensables del mercado.
Planta continua cuando la rentabilidad operativa máxima y la producción continua son requisitos previos esenciales, siempre y cuando se disponga de áridos de calidad constante.

¿Tiene un proyecto similar?
¿Alguna pregunta? ¡Contáctenos!